Univerdad

Una conversación pública sobre la universidad española en clave afirmativa y crítica, desde la independencia y el rigor intelectual

El grado universitario, a debate en Universidad, sí

Una de las cuestiones más importantes que trae consigo el RD 43/2015 es la reforma sobre el grado y el máster, especialmente en lo relativo a su duración. A lo largo de toda la semana que viene y tomando como referencia el último Documento de Trabajo publicado por Studia XXI, Consideraciones sobre el grado universitario en España, presentaremos una selección de algunas de las reflexiones de nuestros editores recogidas en este documento.

Invitamos, una vez más, a la comunidad universitaria a participar de este debate de crucial importancia para el futuro de la universidad.

El RD 43/2015 de 2 de febrero recoge en su preámbulo que “en el contexto actual, el Gobierno considera importante garantizar la internacionalización de los estudiantes que hayan cursado sus titulaciones en el marco Europeo de Educación Superior. Para ello, es necesario dar la posibilidad de homogeneizar, en los casos en que se vea conveniente, la duración de los estudios de Grado y Máster en España a la duración de los estudios en los países de nuestro entorno”.

Por su parte, la CRUE, en  relación con la aprobación del Real Decreto emitió un comunicado de prensa en 2015 por el que se reafirmó “en la necesidad de una moratoria que en su día pidió respecto a la aplicación de este Real Decreto y solicita a todas las universidades y comunidades autónomas que no se comience la tramitación de propuestas al amparo de esta disposición hasta septiembre de 2016. El objetivo principal es poder aplicar esta normativa de una forma prudente, evitando la confusión de la sociedad en su conjunto y preservando de este modo la cohesión del sistema universitario español”. Añadía en su nota la necesidad de completar la evaluación de las titulaciones actualmente vigentes antes de acometer cualquier reforma e instaba a “llevar a cabo una profunda reflexión sobre el futuro de la universidad española también en lo referente al modelo de financiación” ya que un cambio precipitado “tendría graves consecuencias para todo el sistema universitario”. Por último, apelaba a la necesidad de garantizar la igualdad de oportunidades para sus estudiantes y a dar a la sociedad la suficiente información sobre” la nueva oferta curricular de grados y másteres oficiales que pueda derivarse de esta disposición”.

Los expertos de Studia XXI acordaron salir al paso de este proceso de reflexión elaborando un informe destinado a analizar las implicaciones de una revisión de las enseñanzas de grado en España, y a realizar una serie de consideraciones que hoy se recogen en este número especial de su serie de Documentos de Trabajo (ver informe completo aquí).

Este análisis implica la adopción de una perspectiva global y no aislada, europea e internacional, múltiple, pluridimensional e interdisciplinar, considerando que la estructura de las enseñanzas de Educación Superior forma parte de un debate más amplio que afecta a muchos aspectos de la vida universitaria.

El documento se estructura en cuatro bloques y finaliza con un conjunto de recomendaciones que pretenden orientar una discusión que está hoy plenamente vigente y a la que Studia XXI quiere contribuir e, incluso, propone moderar. El Anexo final da cuenta de los interrogantes que para los autores plantea la aplicación y desarrollo del Real Decreto. Cada profesor decidió su adscripción a cada apartado o bien por su interés en desarrollar las ideas sugeridas por el título, o bien agrupándose por áreas de conocimiento. En algunos casos, los bloques son resultado de un debate conjunto. En otros casos, a partir del enfoque proporcionado por  la disciplina de pertenencia, cada uno ha mantenido su propio punto de vista.

En cualquier caso, no es un trabajo de autor sino un conjunto de reflexiones compartidas, que marcan un modo de abordar el debate sobre el grado en España y que, como se demuestra en este informe, permiten un razonable nivel de acuerdo a la vez que reflejan el hecho de que una conversación pública basada en evidencias y propuestas es posible.

Tal y como señalan los directores de Studia XXI en la presentación del documento, el objetivo final de esta aportación es permitir “a los responsables de la administración, la institución universitaria representada en la CRUE, las asociaciones de universidades, actores implicados, la comunidad universitaria y la opinión pública, disponer de bases fundadas para cualquier proceso de reforma y un conocimiento razonado de su impacto en la estructura del sistema. Se trata de ofrecer una contribución planteada desde una visión anticipatoria de los posibles efectos de una modificación de la estructura de grado y no desde una posición reactiva, que es la que habitualmente describe las reformas educativas en España”.

Descarga del documento en pdf.

¿Quieres recibir los contenidos de este blog?

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

¿Y tú qué opinas? Deja tu comentario