Univerdad

Una conversación pública sobre la universidad española en clave afirmativa y crítica, desde la independencia y el rigor intelectual

Los universitarios sirios: el riesgo de una generación perdida

La guerra y los forzosos desplazamientos que lleva consigo tienen una fuerte incidencia negativa en la educación. El conflicto en Oriente Medio y especialmente en Siria está provocando que gran parte de la población en edad escolar o universitaria  hayan interrumpido sus estudios.

Algunas cifras pueden darnos idea de la magnitud del problema. Según el informe SIRIUS Statement on Urgent Response for the Education of Refugees., una de cada cuatro escuelas en Siria ha cerrado, y 55.000 maestros han abandonado sus puestos; un millón y medio de niños refugiados sirios está sin escolarizar.

Muchos de los que han huido de Siria son profesores de universidad o universitarios. Son muchos más los que están en edad de iniciar sus estudios universitarios pero no tienen la oportunidad de hacerlo. Constituyen lo que se está viniendo en denominar como “la generación perdida”. Las personas llamadas a reconstruir su país cuando finalice el conflicto están, hoy por hoy, sin posibilidad de seguir su carrera académica con el consiguiente deterioro personal y profesional. Esta situación es más penosa si cabe, teniendo en cuenta que Siria tenía un notable nivel académico y universitario.

Se calcula que unos 100.000 universitarios sirios, huidos a Turquía, Líbano y Jordania, no tienen posibilidades de continuar sus estudios y que otros 55.000 se encuentran en Europa en similares condiciones.

Refugiados_def

Es urgente reaccionar ante una situación que pone en serio riesgo la posibilidad de una futura reconstrucción del país. Por ello, las universidades europeas están respondiendo a esta necesidad acuciante.

Reseñamos aquí alguna de sus últimas iniciativas. La European University Association  (EUA) ha desarrollado un mapa interactivo que recoge, de manera actualizada, las diversas iniciativas que las universidades están desarrollando para facilitar el acceso a los refugiados.

Por su parte, la European Association for international education (EAIE) organizó un seminario en Amsterdam en el mes de junio sobre  Integrating refugees into higher education: solutions for a generation on the run. Helena Lindholm, Pro Vice-Chancellor of the University of Gothenburg y participante en dicho seminario, comentaba en un post que el papel de la educación superior en la integración de refugiados en las sociedades de acogida es de extrema importancia.  La educación de los refugiados puede ayudar a crear una masa de individuos educados capaces de realizar la reconstrucción de sus países de origen.

Las instituciones de Educación Superior en Europa deben crear una agenda para académicos y estudiantes en riesgo de exclusión del sistema universitario con un objetivo unificado: la futura reconstrucción de Siria. Esto se puede hacer a través de diversas  maneras: procesos de validación más sencillos y rápidos, programas de integración, becas y establecimiento de programas y cursos directamente creados con el fin de llegar a un determinado grupo de universitarios. Pero, no pueden hacerlo por sí solas. Necesitan gobiernos e instituciones comprometidos.

Juntos podemos tomar medidas que tengan el impacto que se necesita. Es mucho lo que está en juego: recuperar a una generación que debe regenerar el futuro de un país.

¿Quieres recibir los contenidos de este blog?

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Comentarios
  1. Lily dice: 29/07/2016 a las 16:55
¿Y tú qué opinas? Deja tu comentario