Univerdad

Una conversación pública sobre la universidad española en clave afirmativa y crítica, desde la independencia y el rigor intelectual

¿Cuál es el panorama de la internacionalización de la educación superior en España?

El pasado septiembre se publicaba el libro titulado “La internacionalización de la educación superior en España: reflexiones y perspectivas” con la intención de ofrecer una reflexión desde diferentes ángulos sobre la situación actual en nuestro país.  La publicación del libro coincidió con dos eventos importantes para la internacionalización: la celebración de los 30 años del programa Erasmus y la organización en Sevilla de la conferencia anual de la EAIE  (European Association for International Education), el principal evento europeo para la educación internacional con más de 6000 asistentes de más de 95 países.

El libro está publicado por SEPIE (Servicio Español para la Internacionalización de la Educación) y editado por Adriana Perez-Encinas, Laura Howard, Laura E. Rumbley y Hans de Wit. Además, en el libro aparecen reflejadas las voces de otros doce expertos nacionales quiénes comparten sus opiniones y experiencias, así como a autores internacionales cuyas contribuciones aportan una perspectiva más amplia al contexto internacional español, posicionando y comentando la influencia de la educación superior española sobre otras regiones del mundo más allá de la Unión Europea.

Uno de los aspectos positivos que se recalca en el libro es la posición que ocupa España desde hace unos años en Europa como uno de los países que más estudiantes reciben y envían para cursar estudios en el extranjero en el marco del programa Erasmus+. Por ejemplo, en el curso académico 2013-2014, las instituciones españolas recibieron 39.277 estudiantes y enviaron 37.235 (Comisión Europea, 2015), ocupando el primer puesto en Europa. En el curso 2014-2015, España recibió más de 42.000 estudiantes, manteniendo su posición de líder (Comisión Europea, 2017).

Sin embargo, los avances no han sido tan positivos en todos los aspectos de la internacionalización de las universidades españolas. Después de varios años de grandes logros en cooperación internacional y en el desarrollo de políticas de internacionalización bien apoyados por las autoridades educativas, la crisis económica golpeó al sector de la educación superior tan fuerte como a otros sectores de la sociedad española, y muchas universidades se vieron obligadas a hacer un alto en gran parte de sus actividades de internacionalización como consecuencia de los recortes tanto en presupuesto como en personal.

Las instituciones españolas son conscientes de que, en el mundo globalizado en el que vivimos, la internacionalización de la educación superior es fundamental para mejorar la calidad de la educación y dotar a nuestros estudiantes de las habilidades y competencias que necesitan para contribuir a la sociedad.  Asimismo, una de las preguntas que se plantean en el libro es cómo conseguir manteniendo esa posición de liderazgo en términos de movilidad internacional, ofreciendo a la vez una educación de calidad que forme a jóvenes con las competencias necesarias para el futuro y que, por otro lado, posicione a las instituciones de educación superior españolas en el contexto internacional a través de diversas acciones de internacionalización.

A este respecto, el libro habla de varias acciones que están divididas en cuatro secciones: (1) Internacionalización de la educación, (2) Internacionalización de la investigación, (3) Políticas y prácticas de internacionalización y, por último, (4) Internacionalización de la educación superior en España: una visión desde el exterior.

Siendo todas las secciones importantes, cabe destacar ciertos aspectos tratados en el libro a tener en cuenta para una mayor implicación e internacionalización de la educación superior en España por parte de diferentes agentes. A continuación, se presentan de forma abreviada algunas conclusiones derivadas del capítulo final del libro a modo de reflexión para el futuro:

  • Invertir estratégicamente en sistemas de investigación y educación del país. Se plantea la necesidad de que España redimensione su capacidad de atracción de talento investigador, creando más oportunidades para su vinculación de forma estructural a espacios de investigación punteros.
  • Incrementar el atractivo de España para estudiantes y docentes de todo el mundo. Este es un campo en el que hay aún mucho trabajo por hacer y que resulta imprescindible para mejorar el posicionamiento de la educación española en rankings internacionales. La captación de talento debe ir acompañada de una gran inversión en los recursos necesarios. Por otro lado, se abre el debate de la escalada en los puestos de los rankings internacionales, argumentando que no debe ser un fin en sí mismo, sino una constatación más de que la universidad sirve los intereses de la sociedad.
  • Centrarse en relaciones con países fuera de Europa. Otro aspecto importante a tener en cuenta sería la necesidad de seguir ampliando el abanico de la colaboración internacional de las universidades españolas para asegurar una actividad más equilibrada con otras zonas del mundo más allá de Europa, los Estados Unidos y América Latina.
  • Centrarse en el idioma español como idioma global para colaboraciones. Esta reflexión abre el debate de si las universidades españolas deben asumir automáticamente que la enseñanza en inglés es la mejor forma de internacionalizarse, o si, por el contrario, deberían abogar por el plurilingüismo como una necesidad en este mundo globalizado, siendo el español un activo valioso para las estrategias de internacionalización de las instituciones de educación superior españolas.
  • Prestar atención al programa académico internacional e internacionalización en casa para formar a estudiantes y profesionales globales. La internacionalización no está solo relacionada con la movilidad de estudiantes y personal universitario. Es importante tener en cuenta a esa mayoría de estudiantes que no son móviles y a todas aquellas personas que forman parte de la comunidad universitaria para poder hablar de internacionalización de la educación superior de forma inclusiva. Una iniciativa que se refleja en este libro es el proyecto europeo SUCTI que analiza el papel del personal de administración y servicios en la internacionalización y se presenta como ejemplo de práctica recomendada para concienciar sobre la internacionalización.

En palabras de Pablo Martín, Director de SEPIE, en su preámbulo al libro, “las universidades españolas han dedicado grandes esfuerzos en los últimos años a su internacionalización. No obstante, las actuaciones llevadas a cabo no siempre han tenido visibilidad en los foros internacionales y pocas veces se han abordado en profundidad los retos a los que se enfrentan nuestras universidades en un mundo tan cambiante e interconectado como el que tenemos hoy”. Con este libro, se pretende alimentar el debate en torno a los factores que inciden en el proceso de internacionalización de las universidades españolas y a su posicionamiento en el marco de la excelencia y la calidad internacional.


Enlace al libro:

(Versión española) http://sepie.es/doc/comunicacion/publicaciones/SEPIE-ESP_internacionalizacion.pdf

(Versión inglesa) http://sepie.es/doc/comunicacion/publicaciones/SEPIE-ENG_internacionalizacion.pdf

¿Quieres recibir los contenidos de este blog?

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Conforme al RGPD 2016/679.

¿Y tú qué opinas? Deja tu comentario