Univerdad

Una conversación pública sobre la universidad española en clave afirmativa y crítica, desde la independencia y el rigor intelectual

El soporte de las TIC a la docencia en España

En este objetivo se incorporaron 7 nuevos indicadores en la edición del 2015, relativos a la utilización de servicios de soporte TIC a la docencia y de virtualización de aplicaciones para prácticas docentes, con lo que en esta edición ya se puede proporcionar una visión sobre su evolución como en el caso de los demás indicadores. Aunque hay que ser cautos al interpretar esa evolución debido a la novedad del indicador y por tanto se suele partir de valores bajos. Se aprecia en estos nuevos indicadores cómo las universidades proporcionan en término medio un elevado porcentaje de servicios de soporte TIC a la docencia, con una evolución creciente en todos ellos con respecto a la edición del año 2015. Asimismo, más del 70% de las universidades utiliza la virtualización para la prestación de servicios para prácticas docentes. En relación a los demás indicadores, se aprecia la consolidación de las TI como apoyo a la docencia, siguiendo la tendencia creciente de los últimos años, pero con tasas más reducidas en términos generales, lo que manifiesta la obtención de un nivel elevado de dotación en el ámbito de la docencia presencial (salvo en el caso de la dotación de ordenadores fijos y portátiles a disposición de los alumnos, donde se observa una reducción que se comentará detenidamente en la parte final de este apartado).

Las universidades utilizan un 87% de los servicios de soporte TIC a la docencia del catálogo.

Las universidades utilizan una media de 6,10 servicios de soporte TIC a la docencia, lo que supone un porcentaje medio del 87,14% del número total de servicios incluidos en el catálogo. Esto supone un incremento de un 1,5% con respecto a la edición del año 2015. Un análisis desagregado del tipo de servicios empleados para proporcionar soporte TIC a la docencia, muestra que las universidades utilizan una media de 2,29 servicios de tipo SLA (acuerdos de nivel de servicio–Service Level Agreement), 1,07 servicios usando tecnologías de tipo cloud y, finalmente, 2,62 servicios de soporte TIC mediante software libre. En estos tres indicadores también se aprecian incrementos con respecto a la campaña 2015, especialmente en la utilización de servicios desde la nube. La apuesta por la nube irá en aumento y es analizada con detalle en el capítulo 3 “Más allá de los datos”, en el apartado específico “La universidad 2016 en la nube”.

La mayoría de las universidades utilizan todos los servicios recogidos en el Catálogo (gráfico 1.1). Los servicios de soporte TIC más empleados son la docencia virtual (un 98% de las universidades), así como el soporte a aulas de informática de uso docente y la gestión de licencias software para docencia (en ambos tipos, un 97% de las universidades). Aquellos servicios que, si bien son utilizados por la mayoría de universidades, presentan un menor grado de uso son el soporte a realización y corrección de exámenes (66%), a la elaboración de contenidos docentes (73%) y a aulas multimedia (83%).

Gráfico 1.1. Servicios de soporte TIC a la docencia: porcentajes

La dotación media de aulas con equipamiento TI básico, es decir, con todos los puestos conectados a Internet y proyecto multimedia, es de 327,78 aulas por universidad, lo que supone un porcentaje medio del 68,97% del total de aulas existentes. Además, las universidades que participaron también en la campaña 2015 muestran incremento en este indicador un año más.

La dotación media de aulas con pizarra digital adicionalmente al equipamiento básico es de 40,69 (un 10,63% del total de aulas), lo que supone un incremento en términos absolutos del 7,0% y, sobre todo, en términos porcentuales (24,1%). Por su parte, la dotación media de aulas que adicionalmente al equipamiento básico ofrecen la posibilidad de grabar contenidos y/o distribuir la clase en tiempo real es de 19,14 aulas (un 5,26% del total de aulas); en este caso, la dotación se ha incrementado con respecto a la campaña 2015 en términos absolutos un 4,5%, pero una reducción en términos relativos de un 6,5%. Finalmente, la dotación media de aulas con el máximo nivel de equipamiento avanzado (conexión a Internet, proyector digital, grabación de contenidos y/o distribución de la clase en tiempo real y red propia conectada a una pizarra digital) es de 8,6 aulas, lo que supone un 2,89% del total de aulas. En este caso, se ha apreciado una reducción con respecto a la edición 2015 en términos absolutos (0,7%), aunque en términos relativos se aprecia un fuerte incremento de un 17,2%.

Tabla 1.2. Distribución de aulas según el tipo de equipamiento TI

En la tabla 1.2. se realiza un análisis diferente de la dotación TI de las aulas del SUE, al considerar la distribución según el tipo de equipamiento TI con respecto al total de aulas. De este análisis se deriva que aproximadamente un 19% de las aulas del SUE todavía no posee dotación TI de ningún tipo, valor muy similar al del año anterior. En general, la distribución del tipo de aulas es similar a la del año anterior, apreciando una consolidación en el reparto de esta dotación, aunque podemos destacar un pequeño incremento en el número agregado de aulas con dotación TI.

En términos globales, en el SUE se pone a disposición de los estudiantes 38.373 ordenadores fijos de libre acceso y 36.037 ordenadores portátiles, en préstamo o en aulas móviles, lo que supone una reducción sostenida con respecto a las ediciones anteriores, mostrando una tendencia en esta política por parte de las universidades. Esta reducción en el número de ordenadores que las universidades ponen a disposición de los estudiantes está compensada por un apoyo a la estrategia BYOD (bring your own device) que fomenta que los estudiantes lleven a la universidad sus propios equipos, ocupándose la universidad de facilitar servicios (conexión inalámbrica, puntos de toma de corriente, licencias software…).

Los estudiantes del SUE disponen de 74.410 ordenadores a su disposición (fijos, en préstamo o en aulas móviles).

La utilización de redes inalámbricas se ha incrementado de un modo considerable con respecto a la edición 2015, obteniendo una media diaria de 81.790 conexiones wifi, o un total de casi 30 millones de conexiones wifi al año. El número medio de estudiantes diferentes que se conectan es de 27.991, lo que representa un porcentaje medio del 89,34% de los estudiantes. El 89% de los estudiantes se conectan, al menos una vez al año, a la wifi de la universidad.

Finalmente, en la edición 2016 también se puede analizar la evolución con respecto a los indicadores nuevos introducidos la edición pasada y relativos a la utilización de un “ecosistema virtual” para la prestación de servicios de virtualización de escritorios o aplicaciones para prácticas docentes. De este modo, un 72,41% de las universidades manifestaron utilizar este tipo de servicios de virtualización, lo que supone un incremento con respecto a la edición del año anterior. Adicionalmente, el número medio de configuraciones software diferentes que se ofrecen en el catálogo de aplicaciones virtuales para prácticas docentes alcanzó una media de 45,46 programas distintos, alcanzando un fuerte incremento con respecto a la edición pasada (un 45,9%).

—————————————————————————

Gómez, J. (ed.) (2016). UNIVERSITIC 2016. Análisis de las TIC en las Universidades Españolas. Ciudad: Madrid, Editorial: Crue Universidades Españolas.

¿Y tú qué opinas? Deja tu comentario