Univerdad

Una conversación pública sobre la universidad española en clave afirmativa y crítica, desde la independencia y el rigor intelectual

Archivo
La frase del día

“El problema no es la selectividad, sino el bachillerato”

Yo no creo que el problema sea la selectividad. El problema es el bachillerato. Los estudiantes tienen demasiadas asignaturas en las que profundizan muy poco, con temarios demasiado extensos y superficiales (¿de verdad alguien piensa que se puede estudiar toda la historia de la humanidad en un curso compartido con otras siete asignaturas de manera seria?). En el Reino Unido los estudiantes estudian tres o cuatro asignaturas en A levels (equivalente a nuestro bachillerato) y cuáles sean esas asignaturas viene solo parcialmente determinado por el grado que quieren realizar. En mi universidad para estudiar economía lo único que se requiere es haber estudiado matemáticas (y tener la máxima nota en ellas). Las otras dos asignaturas pueden haber sido las que los estudiantes quieran (no, no es obligatorio haber estudiado economía, y la evidencia es que no hace falta). En biología se requiere haber estudiado biología en el bachillerato, y luego física, química o matemáticas. La tercera asignatura puede ser la que uno quiera.

¿Son mis estudiantes peores que los españoles a los que enseñé en las dos mejores facultades de España? Definitivamente, no.

Y es que no hace falta meterse en la cabeza ocho o nueve asignaturas por curso como en el bachillerato español para hacer un grado universitario con garantías de éxito. De hecho, probablemente es perjudicial porque impide traer los prerrequisitos realmente importantes bien asentados.

Antonio Cabrales, profesor del Department of Economics (University College London) y editor de univerdad.


Comentar »

En mi opinión, la “Prueba de Acceso a la Universidad”, de cara a la calidad docente y a la evaluación del aprendizaje, es absolutamente negativa. Es un sistema que implica un training sobre unos conocimientos limitados y orientados a la superación de la prueba independientemente del conocimiento de los alumnos y alumnas. Eso se visualiza de manera notoria en el primer año de universidad.

La única consecuencia de las PAU no es tanto aprobar (dadas las tasas de éxito garantizadas de antemano) sino obtener la nota de corte que posibilite estudiar una carrera universitaria, en buena expresión de que el fin justifica los medios.

Francisco Marcellán, Universidad Carlos III y editor de univerdad


Leer comentarios »
Comentar »

“Cualquier universidad que reciba dinero público tiene una responsabilidad con la sociedad, es responsable de la calidad de la educación que brinda”.

Fundación FORD


Comentar »

“El establecimiento de normas de funcionamiento pormenorizadas para el conjunto del sistema universitario disminuye la autonomía, el ejercicio de la responsabilidad institucional, la diversidad y la capacidad de respuesta a nuevas demandas”

En los tres capítulos del Tercer Documento de Trabajo de Studia XXI El marco institucional de las Universidades públicas: políticas de mejora, Antonio Embid, Francisco Marcellán y Javier Vidal realizaron en 2011 una lúcida y rigurosa reflexión sobre el marco institucional y legal en el que descansan las políticas universitarias.

Las Claves y Recomendaciones, firmadas por el grupo de expertos, aconsejan vencer aquellos obstáculos que dificultan la creación de un perfil propio de Universidad y favorecen un modelo homogéneo.


Comentar »

“Hay que situar la internacionalización al alcance de todos y asumirla con un enfoque que transcienda la mera movilidad”

Guy Haug y Josep M. Vilalta

Documento de Trabajo Studia XXI, La internacionalización de las universidades, una estrategia necesaria


Comentar »

“La verdadera ciencia enseña, por encima de todo, a dudar y a ser ignorante”

Miguel de Unamuno


Comentar »

“La financiación pública de la universidad forma parte del legado de Europa”

José Juan Moreso


Comentar »