Univerdad

Una conversación pública sobre la universidad española en clave afirmativa y crítica, desde la independencia y el rigor intelectual

Tomen nota

Tiene fama Estados Unidos de ser el país capitalista por antonomasia, con un sistema que despelleja a quien se ponga a tiro, sea dentro de sus fronteras o incluso fuera. A lo mejor es hasta cierto, hay muchos y variados ejemplos que apuntan en ese sentido. Pero también tendrá alguna cosa buena, imagino.

El martes día 9 hizo público el presidente Obama su propuesta definitiva sobre el presupuesto de 2017. ¿Tan pronto? Tan pronto: el año fiscal comienza allí el próximo 1 de octubre. Y en su propuesta se encuentran elementos sobre los que alguien debería tomar nota, imagino. Propone un sustancial incremento sobre las llamadas “Pell Grants”, que es el sistema federal de becas (el que depende del gobierno “central”, por llamarlo de algún modo) más importante que existe para ayudar a estudiantes con necesidades. Se incrementan los fondos, utilizados por miles de estudiantes, pero se introducen nuevas variantes, algunas de las cuales se habían suprimido con motivo de la crisis en 2011. Así, estas becas podrán ser solicitadas de nuevo a lo largo de todo el año, de modo que los estudiantes aprovecharán los meses de verano para acabar antes los estudios. Se calcula que la propuesta afectará a unos 700.000 estudiantes, que recibirán casi 2.000$ dólares adicionales como media por cabeza. Accederán al sistema, con mayores limitaciones, incluso quienes estén en la cárcel.

Por otro lado, el presidente Obama pretende que las llamadas “Community Colleges” sean gratis para millones de estudiantes. Estos colleges, pensados para gente de recursos limitados o adultos que están trabajando, son la base del gigantesco sistema educativo americano y constituyen el primer escalón de la educación superior. Ofrecen titulaciones de dos años, en muchos casos parecidos a la FP superior española. Con la diferencia de que abren camino, de forma automática, a la obtención del grado universitario (Bachelor): de hecho las universidades de grado ofrecen también, en muchas ocasiones, estas titulaciones previas de dos grados. Es decir, quien haya obtenido ese primer título puede acceder, con dos años más, al grado. Luego podría hacer el máster. La propuesta de Obama quiere abrir el camino de la gratuidad en esos dos primeros años. Pero no se queda ahí: genera también una partida importante (2.500 millones de dólares) para primar la colaboración entre empresas y estos colleges (diseño de estudios, trabajo al finalizar, etc.). Las empresas recibirían 5.000 dólares por estudiante contratado a tiempo completo.

Incrementa en un 4% los fondos de investigación, primando proyectos de largo alcance en investigaciones sobre el cáncer, el cerebro y la medicina personalizada.

Bueno, lo dicho: tomen nota de lo que hace el país más capitalista de la tierra.

¿Y tú qué opinas? Deja tu comentario