Univerdad

Una conversación pública sobre la universidad española en clave afirmativa y crítica, desde la independencia y el rigor intelectual

Lo que nos dice U-Ranking

La semana pasada se presentaba en la Fundación BBVA la cuarta edición de U-Ranking, elaborado en marco de colaboración de esta institución con el Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (Ivie). El gran seguimiento que ha tenido en los medios de comunicación y entre la comunidad universitaria esta presentación, pone de manifiesto el papel cada vez más relevante que se da a los instrumentos de análisis de los sistemas universitarios encaminados a sintetizar la complejidad de los mismos de una manera rigurosa y, a la vez, inteligible para la sociedad en general y los estudiantes potenciales y sus familias en particular.

¿Qué nos dice la cuarta edición de U-Ranking?

En primer lugar confirma la gran heterogeneidad en el rendimiento de nuestro sistema universitario, con proporciones que van de 3 a 1 entre universidades. La heterogeneidad responde a distintos modelos de universidades, no solo por su titularidad sino también por su tamaño, momento histórico de creación y características del entorno en el que actúan, muy especialmente de las políticas públicas de financiación ligadas en distinta medida en cada comunidad, a un modelo universitario claro con el que alinear los incentivos.

Bien cierto es que esta heterogeneidad se ha ido reduciendo muy ligeramente a lo largo de las cuatro ediciones, y el mensaje positivo es que se ha reducido gracias a un mayor crecimiento relativo de las universidades más alejadas inicialmente del promedio de rendimiento del sistema.

El segundo resultado que traslada U-Ranking es el mejor rendimiento general de las universidades públicas ubicadas en las grandes áreas metropolitanas, confirmando que el acceso a mercados potenciales mayores, áreas con mayor renta per cápita, pero también la existencia de tejidos sociales y empresariales más densos que facilitan la interacción en procesos de transferencia del conocimiento y, sobre todo, una mayor competencia en la captación de estudiantes y recursos, son elementos que condicionan favorablemente los resultados.

En términos territoriales, el sistema catalán demuestra un nivel de rendimiento significativamente superior al de otras comunidades. Tres universidades catalanas lideran el ranking general, el docente –ex aequo con una universidad privada-, el investigador y el de innovación y desarrollo tecnológico, demostrando que la combinación de núcleos de investigación inicialmente potentes con políticas de incentivos que han apostado decididamente por la calidad, la competencia y la internacionalización unidas, obviamente, a un tejido empresarial favorable, no son neutrales respecto a los resultados.

Universidades privadas

U-Ranking confirma una elevada especialización docente de las mismas con buenos resultados en este campo, pero todavía muy alejadas del sistema público en rendimiento investigador.

La investigación es una apuesta que necesita recursos duraderos, obtenerlos del sector privado no es fácil y los del sector público a los que pueden acceder las universidades privadas son solo los competitivos. Pero su mejora futura en U-Ranking pasa ineludiblemente por acortar distancias en esta dimensión que, además, está vinculada también al desarrollo en transferencia.

Evolución temporal del sistema universitario

Un horizonte de cuatro ediciones permite preguntarse qué ha pasado con el rendimiento del conjunto del sistema.

La respuesta es que este se ha estancado en el último ejercicio en las dimensiones docentes e investigadoras.

La caída de recursos destinados a investigación, pero también de los presupuestos generales de las universidades, ha provocado que algunos de los indicadores utilizados para medir el rendimiento, como presupuesto por profesor o por alumno o recursos competitivos captados para investigación por profesor doctor, se hayan resentido. Este estancamiento es, a nuestro entender, natural por esta razón. La pregunta es si la deseable recuperación de financiación será suficiente o si, complementariamente, no sería conveniente que esa financiación adicional en el futuro esté vinculada a incentivos basados en resultados y vaya acompañada de una reforma del sistema de gobernanza que permita a los responsables de las universidades definir estrategias de mejora y disponer de instrumentos para desarrollarlas.

Grupos estratégicos

Finalmente, una novedad de la cuarta edición de U-Ranking se centra en una cuestión que frecuentemente se aduce al analizar estas herramientas y se refiere a las dudas sobre lo razonable que es comparar, en una ordenación, instituciones de características tan diversas. Aunque ser distintos en características no imposibilita, en nuestra opinión, la comparación, dado que esta no se realiza sobre recursos sino sobre resultados, se ha considerado interesante realizar un ejercicio de identificación de grupos estratégicos en el sistema universitario español. Es decir, se han identificado conjuntos de universidades que son razonablemente homogéneas en las características de su alumnado, de su profesorado, su estructura organizativa, sus recursos financieros y las características del entorno donde actúan. A continuación se han analizado sus resultados en U-Ranking, obteniéndose dos conclusiones: a) las características condicionan los resultados: es más fácil estar en lugares altos de U-Ranking cuando se pertenece a un grupo estratégico determinado, por ejemplo el de las universidades altamente especializadas; pero b) las características no determinan los resultados en la medida en que hay rendimientos muy diferentes dentro de cada grupo y ciertas universidades de un grupo tienen mejores resultados que algunas de las ubicadas en otros grupos cuyo rendimiento promedio es superior.

Esta herramienta permite a los gestores universitarios identificar, dentro del grupo al que la universidad pertenece y por lo tanto con características similares, benchmarks de buenas prácticas, es decir, universidades que han tomado sus decisiones de gestión de manera que han logrado mejores resultados relativos.

Para terminar, ¿qué no es U-Ranking? U-Ranking no es un instrumento que pretenda señalar con el dedo a universidades concretas. U-Ranking pretende ser un instrumento que permita a los gestores mirar a su institución en relación al contexto en el que se mueve, comparar la imagen que tiene de su universidad con la imagen que de ella y de sus competidoras transmiten los datos y, de esta forma, contribuir a una mejora continuada de estas instituciones claves para el desarrollo de nuestro país.

—————–

*Si quieres recibir los contenidos de este blog de manera automática, suscríbete aquí, y acompáñanos en el reto de mejorar la univerdad.

¿Y tú qué opinas? Deja tu comentario