Univerdad

Una conversación pública sobre la universidad española en clave afirmativa y crítica, desde la independencia y el rigor intelectual

10 consejos prácticos para estudiar en tiempos revueltos

Aproximadamente el 30% de los nuevos estudiantes matriculados en las universidades españolas abandonarán sus estudios durante este mismo curso. ¿Los motivos? Todos los sabemos. La mayoría suspenderán asignaturas y sus correspondientes créditos -hemos convertido el proceso de aprendizaje en una carrera de obstáculos en dónde no se dan medallas olímpicas sino unas horas llamadas “créditos aprobados”. Otros abandonarán los estudios por los elevados costes de las matrículas- esta maldita crisis económica está expulsando de la universidad a un buen puñado de estudiantes porque no hay becas suficientes y las familias no pueden hacer frente a las brutales tasas universitarias. Algunos estudiantes cambiarán de grado al darse cuenta que lo que han empezado a estudiar no les interesa para nada – en cierto modo lógico, ya que los desorientamos con un listado infinito de titulaciones a la hora de hacer la preinscripción.

Resulta sorprendente que a estas alturas las universidades españolas no reaccionen a esta impresionante sangría de estudiantes que abandonan sus estudios.

Incomprensible también por qué este “abandono escolar” (así se llama de forma eufemística a lo que en realidad es un “fracaso universitario”) afecta inexorablemente a los ingresos anuales que recibe cada universidad, ya que su modelo de financiación aún se calcula a partir del número de estudiantes matriculados.

Dicho esto, de forma muy esquemática y analizado ya por grandes expertos en este blog, me permito apuntar 10 consejos prácticos a los nuevos estudiantes con la esperanza que llegue a algunos de ellos y les pueda ayudar a estudiar en estos tiempos revueltos.  Ahí van.

  1. ¡Estudia desde el primer día! Esto significa que aparte de asistir a las clases debes estudiar 3 horas diarias. Si algún día estudias 2, el día siguiente debes estudiar 4. Al final de la semana no puedes quedar jamás en números rojos.
  1. Organízate la forma de estudiar. Ya no estás cursando el bachillerato en el instituto de tu ciudad. Busca técnicas y estrategias de estudio y construye poco a poco tu propio método de estudiar. Estudiar en la universidad no es simplemente repasar apuntes, es un esfuerzo diario programado. Planifica toda la semana, revisa, ordena, prioriza y realiza las tareas importantes. Haz el seguimiento mensual. El hábito de estudio que aprendas te marcará toda tu vida profesional tanto en el mundo laboral como si decides dedicarte a la investigación científica.
  1. Estudia las 3 horas diarias preferentemente en la biblioteca de la universidad. Allí encontrarás todos los recursos de información, libros, materiales docentes y todo tipo de documentación que necesitas y que complementan lo explicado en clase. Podrás estudiar en silencio o, si lo prefieres, trabajar con tus compañeros. Resérvate una sala para trabajar en grupo utilizando la web o la App de la biblioteca.
  1. En la universidad conocerás poco a poco a mucha gente, pero conecta con colegas que sepan más que tú y puedan ayudarte en los estudios que ahora empiezas. Muchos compañeros que conocerás pueden ser en realidad “profesores” tuyos. Si estudias un grado del ámbito de las tecnologías o ingenierías, por ejemplo, refuerza principalmente, con estos nuevos compañeros, las asignaturas de álgebra y cálculo. ¡Es esencial!, no te fíes de tu nivel. Las matemáticas de la universidad no son más difíciles, pero sí más complejas.
  1. Lleva al día los trabajos, ejercicios, lecturas, prácticas, entregables, etc. que te pide el profesor de cada asignatura ya sea de forma presencial como mediante el campus virtual. Esto punto es clave. Puede que tengas dudas y debas hablar con ellos y no puedan atenderte, o no te atrevas a preguntar a los profesores. Aprovecha el campus virtual y el correo electrónico para plantear todas tus dudas y cuestiones. Te atenderán mucho mejor y más rápido.

Los profesores son personas que quieren ayudarte.

  1. Prepara los exámenes, las prácticas o presentaciones clave con antelación. No estudies solo las noches anteriores. Si has asistido a clase, estudiado las 3 horas diarias y entregado los trabajos, no tendrás ningún problema. Ves a los exámenes tranquilo, relajado. No tomes drogas.
  1. Vive la universidad. Más allá de las clases, la universidad es en realidad una comunidad de personas. Conocerás amigos para toda la vida. Hay cientos de actos, asociaciones y grupos que se interesan por temas y problemas actuales de toda índole. En algunas universidades incluso podrás crear una empresa, participar en un proyecto solidario, plasmar una idea. Apúntate a alguna asociación universitaria si quieres y participa en la medida que puedas en los actos que se realizan, asiste a conferencias y participa en los debates, te ayudarán sin duda en tu comprensión del mundo en dónde vives. También puedes mejorar la misma universidad ya que estás representado en todos sus órganos de gobierno. No pases de ella, intenta cambiarla y mejorarla desde dentro, presenta y defiende propuestas innovadoras, radicales si quieres.

¡No es la universidad, es tu universidad!

  1. Lee un libro cada mes o cada dos meses. Novelas, ensayos, poesía, viajes, historia, etc. Descansa de las pantallas del ordenador, de la tablet o del móvil. Ve a la biblioteca pública o a la biblioteca de la universidad y pídelos en préstamo si no puedes comprártelos. Si has leído las diez primeras páginas de un libro y no te gusta, déjalo, empieza otro. Leer libros que no tengan nada que ver con tus estudios te ayudarán sin darte cuenta a interesarte por temas que no conocías, a ampliar el lenguaje y tu vocabulario, y te servirán sobre todo para conocerte más a ti mismo.

Recuerda que leer libros, a parte del placer de leerlos, es la mejor gimnasia de la mente. No tiene rival.

  1. Los fines de semana desconecta de los estudios. Ve al cine, al teatro, haz mucho deporte, escucha música, queda con tus amigos de siempre o con los nuevos que has conocido en la universidad. Puede que tengas que trabajar para ganarte un dinero, pero intenta que la universidad no te absorba todos los días y todas las horas.
  1. El primer y el segundo curso son los más difíciles. Algunas titulaciones tienen duras fases selectivas. Encima tienes la presión añadida de las segundas y terceras convocatorias y por lo tanto un coste mayor de las matrículas. ¡No te desanimes jamás! Estás capacitado perfectamente para estudiar y aprender en la universidad. Si tienes cualquier problema no dudes en pedir ayuda. Piensa que una vez pasados estos cursos, empezarás a apreciar y aplicar lo que has aprendido. Empezarás a pensar en cómo desarrollar tu proyecto de final de grado, en tu futura profesión o en dedicarte a la investigación.

He dicho 10 consejos, déjame añadir otro más:

  1. Aprende inglés y si ya sabes inglés aprende otro idioma, preferentemente chino, japonés, ruso o árabe. Si no sabes idiomas tu título puede que solo valga el 50%.

¿Quieres recibir los contenidos de este blog?

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Conforme al RGPD 2016/679.

Comentarios
  1. lazaro dice: 22/05/2017 a las 18:26

    MUY BUENO,PERO PARA SER PERFECTO NECESITA OTRAS TECNICAS DE ESTUDIOS Y DE DIRECCION!!!!!! ME GUSTARIA COLABORAR PARA ACONSEJAR A PERSONAS QUE QUIERAN SUPERARSE!!!!!!! REPITO POR SI LAS DUDAS ESTA BUENO,PERO HAY MAS COSAS QUE SE DEBE AÑADIR!!!!!!

  2. Rafael Menendez De Llano Rozas dice: 26/09/2018 a las 15:59

    Con tu permiso lo adaptaré para mi universidad. Saludos

¿Y tú qué opinas? Deja tu comentario