Medidas para mejorar la investigación en las universidades

Esta semana hemos abordado de nuevo cuestiones relacionadas con la investigación (aquí y aquí). En el informe La comunidad universitaria opina, del que ya hemos destacado datos en anteriores entradas, encargado a la Fundación Europea Sociedad y Educación por Universia y Santander Universidades, preguntamos a la comunidad universitaria acerca de distintas medidas para conseguir mejoras sustantivas en la calidad de la investigación que llevan a cabo las universidades españolas (Gráfico 36 en la página 150 del informe).

grafico36CUO_def

Los públicos encuestados reconocen una utilidad muy elevada a una mayor dotación de fondos públicos para la investigación universitaria. Las puntuaciones superan el 8,5 en la escala del 0 (ninguna utilidad) al 10 (mucha utilidad).

Los profesores encuestados se muestran bastante partidarios de que sus pares sean decisivos en la asignación de fondos de investigación, pues otorgan una utilidad media del 7,6 a una medida por la cual la financiación pública de los proyectos de investigación dependería más de alguna modalidad de peer review.

Sin embargo, no acaban de ver tanta utilidad a que la remuneración de los profesores universitarios se vuelva más dependiente de la cantidad y de la calidad de sus investigaciones, aunque la opinión media sigue siendo positiva (6,4). La cual es, por otra parte, muy similar a la que mantienen estudiantes (6,0) y PAS (6,4), aunque no se trate de colectivos directamente afectados por ese hipotético cambio.

La aplicación de fondos (se sobreentiende que de carácter público) como incentivos a la cooperación con otros investigadores universitarios, bien nacionales, bien ubicados en universidades extranjeras, también es percibida como de bastante utilidad, pues recibe medias que rondan el 7/7,5 por parte de los tres públicos estudiados.

Por último, se consideraron dos medidas que no implican de manera evidente la aportación de fondos, sino, más bien, cambios en la organización o mejoras en la capacitación de quienes se hacen cargo de la gestión de la investigación. Por una parte, se planteó la propuesta de descargar, en lo posible, a los investigadores de las tareas administrativas ligadas a la investigación. Los estudiantes evaluaron la utilidad de esta medida con un 7,3. El PAS lo hizo con un 7,6, a pesar de que dicha medida implicaría, lógicamente, una mayor carga de trabajo para ese estamento. Los profesores, como era esperable, le otorgaron una utilidad mayor, del 8,4.

Por otra parte, preguntamos por la utilidad de programas de formación del PAS en tareas de apoyo a la investigación, medida bastante valorada en los tres públicos, especialmente en el seno del mismo PAS, que, por término medio, le otorgó una utilidad de 8,4. Ello encajaría con la necesidad de mejorar su capacitación para estas cuestiones a la que nos hemos referido más arriba.

————-

*Fuente: La comunidad universitaria española opina, Víctor Pérez-Díaz y Juan Carlos Rodríguez. Fundación Europea Sociedad y Educación. 2014.

 

¿Y tú qué opinas? Deja tu comentario