Financiación de las empresas a las universidades públicas. Reducida y en retroceso (II)     

En la entrada anterior, publicada hace una semana, los profesores Hernández Armenteros y Pérez García argumentaban la debilidad de la relación universidad-empresa. Esta semana, en el segundo post de la serie, analizan la aportación financiera de las empresas e instituciones sin fines de lucro durante el periodo 2008 a 2018.

Mecenazgo de las empresas

Ingresos por mecenazgo

El cuadro 1, registra los ingresos de las universidades públicas españolas que recogen, para el periodo 2008 a 2018, la aportación financiera de las empresas e instituciones sin fines de lucro (ISFL), así como la incidencia que esta financiación tiene en el monto total de las operaciones no financieras de las mismas.

Cuadro 1. Sistema Universitario Público de España. Evolución de la financiación de empresas e instituciones sin fines de lucro por conceptos. Años 2008, 2013 y 2018.

Fuente: Presupuestos Liquidados de las Universidades Públicas Españolas. La Universidad Española en Cifras. CRUE. Elaboración propia.

Como se puede comprobar estos ingresos no rebasan, en la actualidad, un porcentaje del 4% respecto al total de operaciones no financieras. De ellos, casi el 80% son ingresos con contrapartida por prestación de servicios de I+D y consultoría o desarrollo de proyectos de I+D empresariales.

Por su parte, los ingresos que pueden asimilarse a mecenazgo no alcanzan el 1% del total de operaciones no financieras, aunque prácticamente en ningún caso se corresponden estrictamente con entregas sin finalidad específica y de libre disposición para la universidad. Por el contrario, suelen ir ligadas cátedras de empresas, becas y ayudas, prácticas externas, etc. Ello significa que los recursos captados por mecenazgo resultan completamente irrelevantes para mejorar, en sentido estricto, la suficiencia financiera de cualquier universidad pública.

El mecenazgo es irrelevante para mejorar la suficiencia financiera de las universidades públicas. 

Estas fuentes de financiación mantienen una cierta estabilidad en su composición a lo largo del tiempo y su comportamiento presenta una tendencia de descenso constante que no está alineada con el ciclo económico. Rebasada la crisis en 2014, los ingresos procedentes de empresas e instituciones sin fines de lucro para las universidades se han seguido reduciendo en plena expansión económica entre 2015 y 2018, reflejando el nivel de prioridad que las empresas españolas otorgan al gasto (inversión) en capital de conocimiento.

A la vista de estos datos, resultaría poco verosímil concebir un plan de acción para relanzar el desempeño en I+D+i de las universidades confiando en los recursos procedentes del sector empresarial. Igualmente, carecerían de credibilidad programar actuaciones de las universidades públicas cuya ejecución dependiera de la captación de recursos vía mecenazgo, dada su irrelevancia, con independencia de la fase en la que se encuentre la economía española.

El papel de los Consejos Sociales

Ambas realidades objetivas muestran, además, los pobres resultados obtenidos por los Consejos Sociales como órganos de gobierno de las universidades públicas. Como se sabe,  desde 1983 (LRU), tienen expresamente encomendada la función de “promover la colaboración de la sociedad en la financiación de la universidad” (Art.14.2, LOU). Este objetivo, que figura  entre sus funciones esenciales, resulta frecuentemente olvidado cuando los Consejos Sociales elaboran sus memorias de actividad anuales con las que rinden cuentas de su gestión.

En realidad, el objetivo parece no existir y desaparece en favor de las funciones de representación institucional, control y gobierno económico que también tienen atribuidas.

La financiación empresarial privada

A continuación, en el cuadro 2, se recoge la participación de la financiación empresarial privada y de las ISFL en el total de los recursos no financieros y su evolución, para  los diecisiete sistemas universitarios públicos autonómicos, en los años 2008, 2013 y 2018.

Cuadro 2. Evolución de la financiación de empresas e instituciones sin fines de lucro en las universidades públicas. Porcentaje sobre el total de operaciones no financieras de ingresos. Por Comunidades Autónomas. Años 2008, 2013 y 2018. Variación 2018/2008 (%)

Fuente: Presupuestos Liquidados de las Universidades Públicas Españolas. La Universidad Española en Cifras. CRUE. Elaboración propia.

Análisis de datos

De la información que refleja el cuadro anterior y la utilizada para su elaboración, podemos destacar que:

Por una parte, los ingresos procedentes de empresas e instituciones sin fines de lucro, sobre el total de los ingresos no financieros de las universidades públicas presenciales, suponen solo un 3,3% de estos, en 2018. Su participación ha retrocedido, entre 2008 y 2018, un 25,2%.

    1. Tan solo dos comunidades autónomas, ambas de reducido tamaño, La Rioja y la Región de Murcia, presentan una evolución positiva de la participación de estos ingresos en el periodo 2008 a 2018. Junto a ellas destaca la UNED con un crecimiento del 131,6%.
    2. En los casos de UNED y La Rioja, esta fuente de ingresos tiene una participación muy reducida en sus ingresos no financieros.
    3. Por otro lado, si analizamos el detalle por universidades (ver cuadro 2 detalle), once han visto incrementar su financiación empresarial entre 2008 y 2018. Entre ellas, siete muestran tasas de participación en el total de sus ingresos no financieros que se sitúan por debajo de los registros medios del SUPE en 2018.

Por otra parte, de un total de cuarenta y siete universidades públicas, sólo ocho presentan en 2018 índices de participación de la financiación empresarial en sus ingresos no financieros superiores al 5%, sin rebasar en ningún caso el 8%.

      1. Las cuatro universidades Politécnicas y las universidades de Cantabria y Carlos III, que, sin ser politécnicas, ofrecen un acusado perfil de la rama de ingeniería, la universidad de Zaragoza y la Autónoma de Barcelona.
      2. De estas ocho, solo la U. Politécnica de Cartagena ha experimentado una variación positiva de la participación de estos ingresos entre los años 2008 y 2018 (del 4,5% al 6,5%). Las siete restantes han registrado retrocesos, el más amplio el de la Universidad Politécnica de Madrid que ha registrado un retroceso de participación de más de cuatro puntos porcentuales, con una variación del -43%.

Porcentaje de participación de la financiación de origen empresarial y de las instituciones sin fines de lucro

El gráfico 2 muestra el abanico de participación de la financiación de empresas e instituciones sin fines de lucro en los ingresos no financieros universidades públicas españolas, a partir del detalle por universidades que se puede descargar en el enlace anterior.

Aunque la amplitud de la brecha de comportamientos es notable, es relevante señalar que solo en ocho casos esta financiación supera un escaso porcentaje del 5%.

Gráfico 2. Participación de la financiación de empresas e instituciones sin fines de lucro en los ingresos de operaciones no financieras de las universidades públicas. Año 2018.

Fuente: Presupuestos Liquidados de las Universidades Públicas Españolas. La Universidad Española en Cifras. CRUE. Elaboración propia.

 
Comentarios
  1. […] el panorama descrito, ciertamente poco halagüeño, en la primera y segunda entregas de esta serie, sobre todo para el futuro de España como potencia económica, pero […]


¿Y tú qué opinas? Deja tu comentario