La incidencia del contexto socioeconómico en el empleo de los egresados universitarios

El empleo de los egresados está condicionado por factores internos y externos a la universidad. En cuanto a los primeros, la cartera de titulaciones, la calidad del proceso de formación (sin olvidar la selección) tanto en contenidos específicos de cada titulación como en el desarrollo de capacidades transversales, el asesoramiento o acompañamiento en el proceso de inserción laboral son aspectos determinantes para el éxito en el empleo.

Pero la actividad universitaria no se desarrolla en un entorno homogéneo que juegue un papel neutral en la inserción laboral de los egresados. En España, en la selección de la universidad para estudiar pesa mucho la proximidad y, a pesar de la movilidad antes y después de la graduación, hay factores de contexto socioeconómico de la universidad que condicionan el empleo de los egresados. La situación económica del entorno, manifestada a través de la tasa de actividad, la tasa de desempleo o la renta, también afecta al éxito en el empleo.

La Encuesta de Inserción Laboral de los titulados Universitarios del INE proporciona una valiosa información para indagar en estos factores condicionantes. En ella se registra la tasa de afiliación a la Seguridad Social de los egresados universitarios de cada universidad que, aunque no contemple a los egresados que están trabajando en el extranjero y que cada día son más, se puede utilizar como un buen referente para analizar el empleo de los egresados universitarios. A través de ella se puede poner en relación la tasa de afiliación con la tasa de desempleo o el PIB per cápita del territorio donde se inserta la universidad (sea provincia o sea comunidad autónoma cuando tenga una implantación regional).

En la figura 1 se representan las universidades españolas según la tasa de afiliación de sus egresados y la tasa de desempleo del territorio de referencia de cada universidad, con datos referidos al año 2014. En ella se aprecia una relación negativa entre la tasa de desempleo y la tasa de afiliación. Las universidades en territorios con menores tasas de desempleo son las que tienen mayores tasas de afiliación de sus egresados a la Seguridad Social. En concreto son las universidades situadas en Cataluña, Madrid, Navarra, Aragón e Islas Baleares. Mientras que las universidades con las tasas menores de afiliación a la Seguridad Social se encuentran en territorios con mayores tasas de desempleo. Esto se corresponde con universidades de Andalucía, Canarias, Extremadura y Castilla La Mancha.

Por otro lado, la relación entre la tasa de afiliación a la Seguridad Social y el PIB per cápita del territorio de influencia de la universidad es positiva. A mayor PIB per cápita de la zona donde se encuentra la universidad, mayor tasa de afiliación de los egresados de la misma. Las universidades que están en zonas con mayor PIB per cápita y tienen mayores tasas de afiliación son las del cuadrante superior derecho de la figura 2. Esto coincide con el cuadrante noreste del país. Estas son las universidades de Cataluña, Madrid, Navarra, Aragón, Islas Baleares y País Vasco. Como puede observarse en la figura, forman un grupo clara y nítidamente separado del resto. En el extremo opuesto, las universidades en territorios con menor PIB per cápita y que presentan menores tasas de afiliación a la Seguridad Social, se encuentran las universidades del sur, básicamente las de las comunidades autónomas de Andalucía, Extremadura, Canarias, Castilla La Mancha, además de la universidad de Alicante, Salamanca y Murcia.

Figura 1. Universidades españolas según tasa de afiliación y tasa de desempleo del territorio de la universidad 

Fuente: elaboración a partir de los datos de INE

Figura 2. Universidades españolas según tasa de afiliación y PIB per cápita del territorio de la universidad. 

Fuente: elaboración a partir de los datos de INE

Efectivamente, hay que recordar que la tasa de afiliación a la Seguridad Social no incluye a los egresados universitarios que trabajan fuera de España y que en los últimos años han aumentado mucho, llegando a una cifra nada despreciable. Además, la influencia de una universidad no se corresponde exactamente con la provincia o una comunidad autónoma en la que tiene presencia o localiza sus centros, pero sí que se puede hablar de una provincia o comunidad de referencia para cada universidad. A pesar de ello, parece clara la existencia de grandes diferencias entre las universidades españolas en el ámbito del empleo de los egresados universitarios. Por un lado, las universidades de mayor tasa de afiliación (por extensión empleo) se localizan en zonas con un mejor contexto socioeconómico, que corresponde al cuadrante noreste del país. Por otro lado, las que tienen un contexto socioeconómico menos favorable con menos empleo universitario, que se corresponde con el sur. El resto de universidades ocupa una posición intermedia entre las dos anteriores y en la que se encuentran las universidades de Rioja, Cantabria, Galicia, Asturias, la mayoría de las universidades de Castilla León y Valencia.

Sin embargo, la incidencia del contexto socioeconómico no debe eludir la (necesaria) reflexión interna sobre la idoneidad del conjunto de titulaciones de cada universidad.

Suscríbete al blog por correo electrónico

Suscripción conforme al RGPD 2016/679.

 
Comentarios
  1. José Miguel dice: 18/03/2019 a las 13:23

    ¡Excelente análisis! El párrafo inicial es muy claro:

    «El empleo de los egresados está condicionado por factores internos y externos a la universidad. En cuanto a los primeros, la cartera de titulaciones, la calidad del proceso de formación (sin olvidar la selección) tanto en contenidos específicos de cada titulación como en el desarrollo de capacidades transversales, el asesoramiento o acompañamiento en el proceso de inserción laboral son aspectos determinantes para el éxito en el empleo».

  2. Teodoro Luque dice: 18/03/2019 a las 16:39

    Muchas gracias, José MIguel.


¿Y tú qué opinas? Deja tu comentario