Mejor investigación para llegar más lejos

Las reglas del juego condicionan el comportamiento de los participantes

La investigación científica es básica en cualquier sociedad avanzada. En España la investigación se canaliza mayoritariamente a través de las Universidades y Centros de Investigación Públicos. El desarrollo profesional de los investigadores está regulado por la consecución de objetivos que nos marcan las autoridades competentes. Como es fácil de adivinar la definición de los criterios de evaluación condicionan la dirección en que se mueve la investigación.

A finales del siglo pasado, años ochenta, había una escasa presencia de la investigación española en publicaciones, tanto en revistas como en conferencias internacionales. Esto motivó la puesta en marcha de un mecanismo (aún vigente) para incentivar la investigación conocido hoy en día como tramos de investigación. Los criterios de evaluación entonces primaban la producción científica en forma de publicaciones en revistas. Estos criterios funcionaron con gran éxito y hoy la presencia de autores españoles en revistas científicas es muy alta.

Actualización de los criterios para seguir avanzando en investigación

No obstante, una vez alcanzado el objetivo propuesto, se constata que esos criterios iniciales han perdido gran parte de su vigencia y validez. Actualmente, en el área de la Informática, al igual que en otras áreas científicas, el liderazgo o peso de la investigación española a nivel internacional está muy por debajo de su volumen de publicaciones. Los criterios iniciales de evaluación no son los más adecuados ahora porque se incentiva la cantidad, con un claro perjuicio sobre la calidad de las publicaciones.

Creemos que ha llegado el momento de adaptar y mejorar los criterios de evaluación de la investigación y, muy especialmente, en el campo de la Informática. El nuevo objetivo debe perseguir la visibilidad internacional que prestigie lo que hacemos y nos permita liderar una parte del desarrollo de digitalización que se vive en el mundo. Deberíamos perseguir la calidad.

Algo más que una evaluación automática

Formalmente, en los criterios actuales no se proscribe la calidad de la producción, pero se define de una manera inadecuada. La aplicación, en algunos países, de criterios de evaluación similares al caso español (especialmente el caso de China) ha derivado en una explosión sin precedentes en el número de trabajos publicados y la aparición de nuevas revistas científicas. Este hecho ha dado lugar a la aparición de rankings de publicaciones basado en números de citas, lo que se ha dado en llamar criterios bibliométricos. Una consecuencia negativa ha sido que la calidad científica de un trabajo se mida con la posición en los rankings de la revista donde se publique.

Por otra parte, algunas revistas de reciente aparición compiten por captar artículos y citas que les permitan subir en los rankings. En algunos casos usando prácticas poco éticas, lo que distorsiona el sistema. La comunidad científica internacional ha puesto de relieve la importancia del problema. Foros estadounidenses y europeos de gran prestigio advierten que la aplicación únicamente de índices bibliométricos puede distorsionar tanto la evaluación de la calidad como la repercusión científica de los trabajos.

Evaluando la investigación en informática

Por todo lo anterior, desde la Sociedad Científica Informática de España (SCIE) hemos definido un nuevo marco para la evaluación de la investigación en informática en España que nos alinea con los foros de referencia internacionales de nuestro entorno. Y lo hacemos con el objetivo de potenciar el talento de nuestra investigación en la línea de darle la relevancia internacional que merece.

El núcleo central del marco que proponemos está en la redefinición de la calidad de la investigación, que debería medirse tanto por su impacto científico como social, lo que debe establecerse por paneles de expertos. Y también es clave en el ámbito informático tener en cuenta que las aportaciones de los investigadores no son únicamente las publicaciones en las revistas.  Las conferencias internacionales son los lugares naturales de intercambio y discusión de las ideas en el mundo, y no podemos investigar alejados de ellas.

Por otro lado, en informática también son muy importantes lo que se conoce como artefactos digitales, que incluye desde herramientas software hasta los datos y algoritmos que permiten reproducir los experimentos y contrastar las soluciones propuestas. Los artefactos digitales contribuyen de manera significativa a lo que se conoce como ciencia abierta, y deben sin duda valorarse. Finalmente, el impacto de la investigación, y más en una disciplina como la informática, también debería verse reflejado en actividades de transferencia, tanto al sector productivo como a la sociedad en general.

Principios inspiradores para una política en investigación

A continuación, y a modo de conclusiones, proponemos los principios generales que a nuestro entender deben conformar la definición de un nuevo marco para la evaluación de la investigación en Informática en España, y que son válidos también en otros ámbitos. Estos principios están alineados con las declaraciones internacionales recientes. Los criterios de evaluación deben promover un aumento de la calidad frente a la cantidad, y no estar basados únicamente en índices bibliométricos. Se debe potenciar una estrecha y activa presencia y colaboración con la comunidad científica internacional. Es importante evaluar la capacidad de liderazgo e iniciativa de los investigadores, y además hacerlo de acuerdo con su experiencia.

La ciencia subvencionada con fondos públicos debe ser abierta, y sus resultados deben estar disponibles de forma abierta y gratuita para toda la sociedad y debe regirse por códigos éticos consensuados. Y finalmente, debe valorarse también el impacto de la investigación fuera del ámbito estrictamente científico, reclamando su impacto social y una transferencia real de los resultados de investigación que permitan mejorar el modelo productivo. La mejora de la sociedad en cualquiera de sus niveles es el objetivo último de la investigación.

Lo que en definitiva buscamos con este posicionamiento es procurar una mejor investigación que redunde en beneficio de todos.

Suscríbete al blog por correo electrónico

Suscripción conforme al RGPD 2016/679.

 

¿Y tú qué opinas? Deja tu comentario