Ranking de Shanghái: ¿comparando España con Estados Unidos?

Sí, con Estados Unidos…

El 15 de agosto se volvió a publicar una nueva edición de uno de los rankings de universidades con mayor impacto, el Ranking de Shanghái o ARWU (Academic Ranking of World Universities), y una vez más, ninguna de las universidades españolas ha logrado colocarse entre las 100 primeras.

Como es habitual tanto en prensa como en redes sociales se ha destacado este hecho, sin embargo, pocas voces son las que han alabado que casi todo el sistema universitario público español se encuentra en las primeras 1.000 posiciones del ranking.

Mi principal contribución a esta cuestión en este post, es aportar una comparación de este resultado con el sistema universitario de Estados Unidos. Antes de hacerlo, me referiré también al número de universidades de los países con 10 o más universidades en ARWU en las últimas tres ediciones (los datos usados, así como el código de Stata para producir los resultados están disponibles en una carpeta pública de Dropbox).

¿Dónde están nuestras universidades en el ranking de Shanghái?

En este enlace puede descargarse un archivo excel con las posiciones ocupadas por las universidades españolas en el periodo 2017-2020. En el archivo figura tanto el rango en el que son situadas por ARWU como la clasificación concreta calculada según las explicaciones de Docampo (2013).

Como puede verse, la mejor posición en estos años fue la 151, ocupada por la Universidad de Barcelona en la edición de 2018.

España no es capaz de situar a ninguna de sus universidades entre las universidades de élite (Top 100), pero sí entre las 1.000 mejores universidades del mundo.

Este es un hecho preocupante que debería llevar a las autoridades a reflexionar sobre qué cambios políticos y/o institucionales deben hacerse, para que las universidades españolas puedan situarse en los primeros puestos de las clasificaciones de universidades: el mero hecho de estar en estos rankings no tiene ningún valor por sí mismo, sino por lo que implica, que no es otra cosa que abandonar el tan manido dicho “¡Qué inventen ellos!”

Otra manera de ver las cosas

Esta visión negativa tiene dos “peros”. En primer lugar, si se pasa a un nivel de desagregación menor, como son los campos, también según el ranking de ARWU, tenemos varias universidades en puestos de élite. Por ejemplo, en Veterinaria, la Autónoma de Barcelona ocupa la quinta posición, o mi propia universidad, la Universidad de Castilla-La Mancha que, sin tener Facultad de Veterinaria, está en el rango 51-75.

El segundo “pero” es que, a pesar de no contar con universidades de élite, casi todas las universidades públicas se sitúan entre las 1.000 primeras, es decir, no pueden ser consideradas universidades de excelencia mundial, pero sí buenas universidades. En concreto, en la edición de 2020, 39 universidades públicas están ubicadas entre las 1.000 primeras.

Más del 93% de los estudiantes que están estudiando en universidades presenciales públicas, lo están en una universidad que se sitúa entre las 1.000 primeras del mundo.

¿Qué países aglutinan las mejores universidades del mundo según el ranking de Shanghái?

Si uno analiza el Top 100, hay un claro dominador, Estados Unidos. Si bien su tendencia no es positiva, aglutina más del 40% de las universidades excelentes del mundo. El siguiente país es Reino Unido, con 8 universidades en las tres ediciones analizadas.

España, como ya se ha mencionado, no cuenta con ninguna universidad en el Top 100 en ninguna de las tres ediciones analizadas. Sin embargo, en la clasificación de 2020, se sitúa como el sexto país en el número de universidades Top 1.000, relativamente cerca del cuarto que es Alemania (49) e Italia (46) que es el quinto (tabla 1).

Estados Unidos cuenta con más del 40% de universidades excelentes del mundo en el Top 100. 

Tabla 1

El peso de Estados Unidos va bajando, de más del 40% en el Top 100, a algo más de un 25% en el Top 500 y a un 20% en el Top 1.000. Se podría pensar que este descenso se debe a que en Estados Unidos hay pocas universidades más allá de las de élite, pero como veremos en detalle, no es así.

Estados Unidos tiene un sistema universitario que es el mejor, sin duda, en cuanto al número de universidades excelentes, pero tiene problemas de equidad, pues muchas de sus instituciones no son capaces de entrar en el grupo de universidades buenas (Top 1.000).

Es bien conocido que una de las características del ranking ARWU es que la posición de una universidad depende en cierta manera de su tamaño. En concreto, a mayor tamaño, mayor probabilidad de estar en mejores posiciones en este ranking. El gráfico 1 muestra esta relación para España.

Gráfico 1

Comparando España con Estados Unidos: ¿es una cuestión de tamaño?

Para hacer cualquier comparación entre universidades de distintos países debe ser tenido en cuenta el tamaño de las universidades.

En el gráfico 2 se observa el tamaño, medido como el número de estudiantes de las universidades públicas en Estados Unidos y en España, que si aparecen en el ARWU 2020 (fuente de datos: ver aquí).

Para que la comparación sea adecuada se ha dividido la muestra en universidades pequeñas (menos de 10.000 estudiantes), medianas (10.001-20.000), grandes (20.001-40.000) y muy grandes (más de 40.001). Con el fin de complementar este gráfico, se muestra una tabla con el número de universidades de cada tamaño y con el número de estudiantes distinguiendo entre las universidades que forman parte de ARWU 2020 y las que no.

Gráfico 2

ranking universidades españa y estados unidos

Nota: sólo se han tenido en cuenta aquellas instituciones catalogadas como “colleges, universities, and professional schools”. El tipo de institución viene delimitada por la variable sector, tomando las instituciones públicas valor 1.

El número de universidades públicas españolas que aparecen en ARWU 2020 es de 39, mientras que en Estados Unidos es de 144. Es decir, en España una única universidad privada, la Universidad de Navarra, forma parte de ARWU 2020 (tabla 2); sin embargo, solo se incluyen 60 universidades privadas en Estados Unidos, como por ejemplo el prestigioso grupo de las universidades que forman la Ivy League: Brown University, Columbia University, Cornell University, Darmouth College, Harvard University, University of Pennsylvania, Princeton University y Yale University.

ranking tamaño universidades publicas españa y estados unidos

En el gráfico 2 se ve claramente que la proporción de universidades que forman parte de ARWU 2020 es mucho mayor en España que en Estados Unidos. Esta diferencia parece muy importante en el grupo de universidades medianas (10.001-20.000).

En cifras, el 83% de las universidades públicas presenciales españolas forman parte de ARWU 2020, siendo este valor del 22% en las universidades de Estados Unidos. Si se mira el número de estudiantes de estas universidades, los porcentajes son del 93% en España y del 50% en Estados Unidos.

Como se ha indicado previamente, es importante tener en cuenta el tamaño de la universidad, pues éste puede ser un determinante importante para estar o no en ARWU 2020, aunque, como bien es sabido, lo que realmente marca la potencia de producción científica de una universidad y, por ende, su “tamaño investigador”, es la masa crítica de profesores e investigadores, incluyendo cada vez más en ese computo a los estudiantes de doctorado y los post-doctorales.

Los resultados, teniendo en cuenta el tamaño, medido como el número de estudiantes, van en la misma dirección. Para los cuatro tamaños de universidades, España tiene una proporción mayor que Estados Unidos en ARWU 2020, tanto en número de universidades como en estudiantes.

Especialmente relevantes son las diferencias en los tamaños mediano y grande de las universidades:

  • En el tamaño mediano (10.001-20.000), España tiene 21 universidades públicas y tan sólo 2 universidades no forman parte de ARWU 2020 (Universidade Da Coruña y la Universidad de Almería), lo que supone que el 90% de las universidades españolas en este rango forman parte de ARWU 2020. En Estados Unidos tan sólo el 17% de universidades de tamaño mediano forman parte de ARWU 2020.
  • En el tamaño grande (20.001-40.000), España cuenta con 13 universidades y todas forman parte de ARWU 2020. En Estados Unidos el 70% de universidades públicas en este rango forman parte de ARWU 2020.
  • En el tamaño pequeño sólo el 6% forma parte de ARWU frente al 25% de España.
  • Por último, en el tamaño muy grande las diferencias no son tan importantes, pues en España están todas en ARWU 2020, pero en Estados Unidos esta cifra es del 89%.

Comentarios finales

Los resultados aquí mostrados pueden sorprender a más de uno, pero seguro que no tanto a los que opinamos desde hace tiempo que, si bien el sistema universitario público español no es capaz de tener universidades excelentes en una proporción muy alta, pertenece al grupo de sistemas universitarios con buenas instituciones.  Supera, incluso, a sistemas muy buenos que, contando con universidades excelentes o en la élite mundial, tienen un claro problema de equidad en su calidad universitaria como es Estados Unidos.

I. El sistema universitario público español pertenece al grupo de sistemas universitarios con buenas instituciones.

Para concluir, dos comentarios. En primer lugar, el debate sigue abierto en nuestro país: ¿hay que apostar por buques insignia en la élite de las universidades? Siguiendo con el símil del fútbol de este post de Carmen Pérez Esparrells, publicado en el blog, ¿necesitamos equipos que no sólo jueguen sino que aspiren a ganar la Champions League?; o, ¿podemos seguir apostando por un buen sistema universitario en su conjunto, es decir que su objetivo sea mantenerse en Primera División?

II. Hay que decidir dónde queremos estar.

Por último, yo conozco razonablemente bien tres universidades, la universidad donde me formé (Universidad de Oviedo), la universidad donde trabajo (Universidad de Castilla-La Mancha) y la universidad donde estuve 4 meses de estancia pre-doctoral (Cornell University).

La Universidad de Cornell se sitúa entre las mejores de cualquier ranking internacional, por ejemplo, en el puesto 12 en ARWU 2020. Cuenta con 23.600 estudiantes y para ello tiene un presupuesto de 4.770 millones de dólares!!! Sí, no me he confundido.

El presupuesto de la UCLM y de la Universidad de Oviedo está en torno a 200 millones de euros para unos 20.000 estudiantes. ¿Notan alguna diferencia? Yo sí: Cornell cuenta con 20 veces más de presupuesto por estudiante que “mis dos” universidades.

III. No podemos jugar en primera división con un presupuesto de segunda.

La moraleja es sencilla, volviendo al símil futbolístico: si queremos tener universidades en Champions lo mínimo con lo que deben de contar es con presupuestos de Primera División. Pero, con presupuestos de Segunda, las universidades disputan con los equipos de Primera, cierto que no con los mejores, pero me parece excesivo que, si mi Sporting jugase con el Real Madrid en Copa del Rey, le exigiese la victoria y, si pierde, diga que está mal gestionado.

IV. El análisis aquí planteado podría hacerse con cualquiera de los otros rankings de universidades que a buen seguro los resultados serían muy similares.

 
Comentarios
  1. Juan Julià dice: 09/09/2020 a las 10:42

    Enhorabuena , de nuevo un excelente trabajo de Julio del Corral,que muestra bien contextualizado el polémico tema de la posición de las universidades españolas en el ARWU , que si bien conforman un sistema donde por ahora no hay universidades excelentes (top100) si cuenta en general con buenas universidades (la mayor parte de las públicas en el top1000) .
    Muy interesante la comparación con EEUU, país que cuenta con el mayor número de universidades excelentes , pero cuyo porcentaje de estudiantes universitarios que acceden a una universidad pública del top 1000 es mucho menor , lo que invita a la reflexión en torno al posible dilema excelencia versus equidad.

  2. Rosario Romera (UC3M) dice: 09/09/2020 a las 13:08

    Muy interesante este análisis de del Corral y muy acertada la idea de contar estudiantes formados en las universidades Top. Enhorabuena!

    Para ampliar la perspectiva sobre la excelencia relativa de los sistemas universitarios, me permito sugerir otro ángulo de visión. La métrica propuesta (de inspiración laplaciana) está basada en comparar el numero de universidades que cada país coloca en las posiciones Top en relación a las que podría colocar, con ponderaciones diferentes para las posiciones 1-100, 101-200, etc. y corrección por tamaño de población. De este modo se evidencia claramente el esfuerzo relativo que realizan países como Suecia o Dinamarca con números discretos de universidades en posiciones Top, frente a EEUU o China con abultados números de universidades en posiciones Top. España acerca, así, su posición relativa a las de Francia o Alemania (ver Journal of Informetrics, Agosto 2020, Vol 14 (3), research article 101051).

  3. Fernando dice: 09/09/2020 a las 16:36

    La cuestión, creo, no puede ser cuántas universidades tenemos en el grupo «medio», sino el grupo de excelencia. Sí, estoy llamando medio a las top 1000; para la 4ª economía de la zona Euro, una de las economías top-pocos mundiales, con bancos o empresas en posiciones top-pocos mundiales, con deportistas en el top-pocos mundial, el top 1000 no es «la primera división» es la 2ª.. o la 2ªB.

    Pero es que el conocimiento tiene algo diferente: lo importante es la excelencia. Muchos «medios» no hacen lo mismo que uno «top». Tener muchos médicos (o arquitectos o abogados o ingenieros ..) «medios» no genera el efecto positivo de arrastre. Una sola universidad que generase conocimiento «en la frontera» que formase muy bien haría que ese conocimiento se desbordase por todo el sistema. Esos pocos médicos, arquitectos, ingenieros… muy bien formados usarían y difundirían ese conocimiento en sus hospitales, despachos profesionales, empresas… con lo que a largo plazo todos van para arriba. Si seguimos felices de estar en eltp 1000 seguiremos como estamos en la mediocridad

  4. Marino dice: 09/09/2020 a las 17:01

    La orientación que se da a los datos y los pesos son importantes y el artículo lo demuestra. Gran esfuerzo para demostrarlo y muy interesante ver los datos desde otra perspectiva.

  5. Eva dice: 10/09/2020 a las 09:45

    Una entrada MUY INTERESANTE. Efectivamente habrá que decidir si nos queremos quedar como estamos o si queremos pasar al top 100 y cuántas universidades queremos que pasen. Y después (o simultáneamente) habría que dotar de presupuestos acorde con esos objetivos.

    Con esta entrada se ve claramente la situación de la que partimos, más allá de lo que publiquen los medios de comunicación.

  6. Javier dice: 10/09/2020 a las 12:13

    Interesante artículo, no obstante no me termina de convencer la comparación final en cuanto a la dotación presupuestaria entre Cornell y UCLM / Universidad de Oviedo. En primer lugar, un curso académico en Cornell rondará un coste de más de 30.000 euros al año (por compartir, cada curso mío en la UCLM me costó 750€ cada curso). En segundo lugar, estas universidades privadas en mi hoja casos ofrecen muchas becas a sus estudiantes (a veces hasta matrícula completa). En España las becas son públicas y otorgadas por el Ministerio. En tercer lugar, estás universidades reciben grandes cantidades en concepto de derechos televisivos por las diferentes ligas universitarias, así como generosas donaciones de sus alumni. Esto último es poco frecuente. Otro punto a considerar es la necesidad de tener presupuestos grandes para cubrir las nóminas de los profesores. Los funcionarios españoles tiene poco margen de maniobra en lo respectivo y también los salarios son menores, ayudando a explicar una necesidad de contar con presupuestos más reducidos.

  7. Julio del Corral dice: 10/09/2020 a las 14:31

    Muchas gracias a todos por los comentarios positivos del post.
    Estoy de acuerdo en lo que dice Javier que en las universidades de Estados Unidos la matrícula ronda los 30.000 dólares por estudiante y que precisamente eso hace entre otras cosas que sus presupuestos sean mucho más altos. Pero en la tarta de ingresos de Cornell los ingresos de matrícula son sólo el 25%.
    En España tenemos un coste por estudiante entre 5.000-7.000 más-menos. Que la mayoría lo paga el estado. Desde luego si queremos subir de universidades buenas a excelentes alguien tiene que poner más dinero, bien sean los estudiantes bien sea el estado. Además de invertir mucho más dinero en I+D. Y luego obviamente gestionarlo bien.

  8. […] Enlace al análisis completo de Julio del Corral en Universidad Sí […]

  9. […] Son muchos los puntos de vista desde los que se ha analizado y se puede analizar el ranking de Shanghái, conocido como el Academic Ranking of World Universities (ARWU, por sus siglas en inglés). Hoy, me gustaría centrarme en el ámbito geopolítico, continuando con la comparación entre Estados Unidos y España de la entrada de mi colega Julio del Corral. […]


¿Y tú qué opinas? Deja tu comentario